Rate this post

Mallorca es una de las islas más bellas del mundo, conocida por su clima cálido, sus paisajes espectaculares y sus playas de arena blanca. Pero, ¿sabías que también es famosa por sus faros? En esta isla encontrarás algunos de los faros más impresionantes de Europa, los cuales forman parte de la Ruta de los Faros de Mallorca.

La ruta de los faros de Mallorca es una de las más antiguas de España, con algunos de los primeros faros construidos en el siglo XVI. Esta ruta se compone de 11 faros que se extienden por toda la isla, desde el faro de Cap de Formentor hasta el faro de Sa Mola, pasando por el de la Mola de ses Salines, el de Cabo de Palma, el de Sant Elm y el de Porto Colom.

Beneficios de la Ruta de los Faros de Mallorca

La Ruta de los Faros de Mallorca es una excelente forma de descubrir la isla, ya que ofrece una gran variedad de paisajes, desde la costa hasta el interior de la isla. Los faros, además de ser una forma de navegación para los marineros, son una atracción turística, ofreciendo una vista panorámica de la isla desde su cima.

Te puede interesar:   Descubre los 6 mejores pueblos de Formentera: una guía para tus próximas vacaciones

¿Cómo se puede recorrer la Ruta de los Faros de Mallorca?

Hay varias formas de recorrer la Ruta de los Faros de Mallorca. La más común es la ruta en coche, en la que se puede conducir por toda la isla para visitar los 11 faros. Esta ruta dura aproximadamente un día, aunque depende de la velocidad con la que se quiera recorrer.

Otra forma es la ruta en bicicleta, la cual es una excelente forma de disfrutar de la belleza de la isla. Esta ruta suele durar alrededor de dos días, ya que hay que hacer paradas en los faros para descansar. Además, hay muchos caminos de tierra para recorrer en bicicleta, lo que permite disfrutar de los paisajes de Mallorca.

¿Qué ver en la Ruta de los Faros de Mallorca?

Además de los faros, hay muchas otras cosas que ver en la Ruta de los Faros de Mallorca. Por ejemplo, se pueden visitar los pueblos costeros, como Port de Pollença, Port de Sóller y Cala Figuera. También hay algunos parques naturales, como el Parque Natural de Mondragó y el Parque Natural de la Serra de Tramuntana. Y, por supuesto, no hay que olvidarse de las playas, como la Playa de Cala Sant Vicenç, la Playa de Cala Agulla y la Playa de Cala Mesquida.

¿Cómo llegar a la Ruta de los Faros de Mallorca?

La mejor forma de llegar a la Ruta de los Faros de Mallorca es en coche. Se puede alquilar un coche en el aeropuerto de Palma o en cualquier agencia de alquiler de coches de la isla. También hay autobuses que conectan la isla con los principales destinos turísticos, como Palma, Port de Pollença y Port de Sóller.

Te puede interesar:   Moguer: Explorando una Joya Construida con Versos y Aventuras

Conclusiones

La Ruta de los Faros de Mallorca es una excelente forma de descubrir la isla y disfrutar de sus paisajes. Esta ruta ofrece una gran variedad de actividades, desde visitar los faros hasta pasear por los pueblos costeros o disfrutar de las playas. Así que si estás buscando una forma de descubrir Mallorca, ¡la Ruta de los Faros es la forma perfecta de hacerlo!