Rate this post

Descubriendo Peratallada, una villa medieval catalana con una historia y encanto únicos.

Es imposible no enamorarse al llegar a Peratallada, una villa medieval catalana ubicada en la provincia de Girona. Esta pequeña población de tan solo 186 habitantes es famosa por sus callejuelas estrechas, sus paredes de piedra y su encanto único. Un lugar ideal para desconectar, descubrir la naturaleza y disfrutar de la historia.

Un lugar lleno de encanto

La muralla que rodea Peratallada es uno de los principales atractivos turísticos de la zona. Esta antigua fortaleza construida en el siglo XI, se extiende por unos 1200 metros de longitud y posee tres puertas de acceso: la puerta de San Francisco, la puerta de Sant Jaume y la puerta de les Santes. Esta antigua muralla fue diseñada para defender a la población de los ataques enemigos y hoy en día sigue protegiendo el encanto de esta pequeña villa.

Pero no solo la muralla es un lugar lleno de encanto, Peratallada es conocida por sus calles estrechas y laberínticas, con casas de piedra y techos de tejas. Estas callejuelas nos llevan hasta la plaza principal, conocida como el Pla de la Villanueva, donde encontraremos el Ayuntamiento y la iglesia de Sant Esteve. También hay un castillo del siglo XII que alberga hoy en día un hotel de lujo.

Te puede interesar:   Los 10 Mejores Instagramers Españoles de Viajes que Debes Seguir

La naturaleza alrededor de Peratallada

A pesar de que Peratallada es una pequeña población, alrededor de ella hay una gran variedad de paisajes naturales. El parque natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa se encuentra a tan solo 15 kilómetros, donde encontraremos volcanes, bosques de hayas y ríos. También hay numerosas playas a poca distancia, como la playa de Sant Pere Pescador, la playa de Sant Martí d’Empúries o la playa de L’Estartit.

Actividades para disfrutar

Además de disfrutar de la naturaleza, en Peratallada hay muchas actividades para hacer. Los amantes de la historia pueden recorrer el museo del Castillo de Peratallada, visitar el museo de la Cultura Contemporánea o pasear por la antigua muralla. Los amantes de la gastronomía pueden disfrutar de la cocina catalana en alguno de los numerosos restaurantes de la zona. Y para los más aventureros, hay numerosas actividades de senderismo, ciclismo, kayak o piragüismo.

Un lugar único

Desde luego, Peratallada es un lugar único e inolvidable. Esta pequeña villa medieval nos ofrece la oportunidad de descubrir la historia, disfrutar de la naturaleza y disfrutar de la cultura catalana. Un lugar ideal para desconectar y pasar unos días inolvidables.

¿Cómo llegar a Peratallada?

Existen varias formas de llegar a Peratallada. Se puede llegar en coche desde Barcelona o Girona, en tren desde estas mismas ciudades o en autobús desde Olot. Además, hay numerosos autobuses de línea que conectan la villa con sus alrededores.

¿Qué incluye el precio de la entrada?

  • Acceso a la muralla.
  • Acceso al Castillo de Peratallada.
  • Visita guiada al museo de la Cultura Contemporánea.
  • Acceso al parque natural.
  • Visita guiada al parque natural.
Te puede interesar:   Descubriendo Alarcón: Explorando la Orgullosa Joya Medieval de Cuenca, España