Rate this post

El prerrománico asturiano es un estilo arquitectónico que data del siglo IX y principios del siglo X. Se trata de un estilo que se desarrolló en el territorio asturiano y cuenta con algunas de las obras más destacadas de la región. Estas obras se encuentran dispersas por todo el territorio asturiano, desde el occidente hasta el oriente, y forman una red de monumentos únicos y espectaculares que nos permiten descubrir la historia de esta región.

¿Qué es el prerrománico asturiano?

El prerrománico asturiano es un estilo arquitectónico que surgió en el siglo IX y principios del siglo X en el territorio asturiano. Esta corriente se caracteriza por el uso de materiales como la piedra y la madera, así como por el uso de elementos decorativos y simbólicos. Esta corriente arquitectónica tuvo una gran influencia en la región y dejó una huella imborrable en la cultura asturiana.

La ruta del prerrománico asturiano

La ruta del prerrománico asturiano nos permite descubrir las obras más importantes de esta corriente arquitectónica. Esta ruta se extiende por todo el territorio asturiano, desde el occidente hasta el oriente. Esta ruta incluye los siguientes monumentos:

  • Catedral de Oviedo
  • Iglesia de San Julián de los Prados
  • Monasterio de San Salvador de Valdediós
  • Iglesia de San Miguel de Lillo
  • Monasterio de Santa María de Corias
  • Iglesia de Santa María de Villanueva de Oscos
  • Monasterio de San Salvador de Valdedios
  • Iglesia de Santa María de Narahío
  • Monasterio de San Pedro de Rocas
Te puede interesar:   Descubre los Mejores Lugares para Viajar por España: ¡Explora las Maravillas de tu País!

Cada uno de estos monumentos ofrece una experiencia única e inolvidable. Cada uno de ellos tiene su propia historia y encanto que los hace únicos. Estos monumentos son una muestra de la riqueza cultural y arquitectónica de la región.

Los elementos decorativos del prerrománico asturiano

El prerrománico asturiano se caracteriza por el uso de elementos decorativos y simbólicos. Estos elementos incluyen elementos geométricos, vegetales y animales. Estos elementos se utilizaban para decorar las fachadas de los edificios, así como para simbolizar ciertos conceptos religiosos.

Elementos geométricos

Los elementos geométricos son los más utilizados en el prerrománico asturiano. Estos elementos incluyen los arcos, los óculos, las cruces, los trifolios, los arcos toral y los ábacos. Estos elementos se utilizaban para decorar los edificios, así como para simbolizar ciertos conceptos religiosos.

Elementos vegetales

Los elementos vegetales también se utilizan en el prerrománico asturiano. Estos elementos incluyen las hojas de palma, las flores, las ramas y las hojas de olivo. Estos elementos se utilizaban para decorar los edificios, así como para simbolizar la vida y la naturaleza.

Elementos animales

Los elementos animales también se utilizan en el prerrománico asturiano. Estos elementos incluyen los leones, los caballos, los ciervos y las aves. Estos elementos se utilizaban para decorar los edificios, así como para simbolizar la fuerza y el poder.

Conclusiones

El prerrománico asturiano es un estilo arquitectónico único que data del siglo IX y principios del siglo X. Esta corriente se caracteriza por el uso de materiales como la piedra y la madera, así como por el uso de elementos decorativos y simbólicos. La ruta del prerrománico asturiano nos permite descubrir las obras más importantes de esta corriente arquitectónica. Esta ruta se extiende por todo el territorio asturiano, desde el occidente hasta el oriente. Esta ruta incluye los monumentos más destacados de la región, como la Catedral de Oviedo, la Iglesia de San Julián de los Prados, el Monasterio de San Salvador de Valdediós, entre otros. Estos monumentos son una muestra de la riqueza cultural y arquitectónica de la región.

Te puede interesar:   Descubre los Encantos del Parque Nacional de Guadarrama: Una Experiencia Inolvidable