Rate this post

Descubriendo Altea: la atalaya del Mediterráneo

Altea es una preciosa localidad situada en la provincia de Alicante, al norte de la Costa Blanca. Esta localidad se encuentra ubicada en una colina que se eleva desde la playa hasta el interior, lo que le da la apariencia de una atalaya que mira hacia el Mediterráneo.

Su ubicación en una ladera le da a Altea una belleza singular y le permite disfrutar de unas vistas únicas del mar, de la costa y del interior. Esto hace de Altea un lugar ideal para disfrutar de la tranquilidad de una pequeña localidad costera, así como para disfrutar de la naturaleza, la cultura y el arte.

Una ciudad de arte y cultura

Altea cuenta con una larga historia, en la que se mezclan tradiciones de los pueblos ibéricos, griegos, romanos y árabes. Esto se puede apreciar en sus monumentos y edificios históricos, así como en su arquitectura.

Una de las principales atracciones turísticas de Altea es la Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo, un templo construido en el siglo XVIII con una impresionante fachada barroca. Otro edificio interesante es la Casa de Cultura, que alberga una gran variedad de exposiciones de arte local.

Una localidad en la que disfrutar de la naturaleza

Altea cuenta con una gran variedad de espacios naturales para disfrutar de la naturaleza. Uno de los más conocidos es el Parque Natural de la Sierra de Altea, una zona protegida donde se pueden encontrar una gran cantidad de plantas y animales autóctonos. El parque ofrece también una variedad de actividades como senderismo, ciclismo, equitación y escalada.

Te puede interesar:   Descubre los Encantos de Llerena: Los Lugares Más Interesantes para Ver y Conocer

También se puede disfrutar de una buena sesión de baño en la playa de la Olla. Esta playa de arena fina se encuentra en una cala protegida, lo que la hace perfecta para disfrutar de un buen baño en el Mediterráneo.

Gastronomía y ocio

Altea es una localidad con una rico patrimonio gastronómico. Esto se debe a su cercanía al mar, lo que hace que se puedan encontrar platos tradicionales basados en productos de la costa, así como productos del campo. Uno de los platos más conocidos de Altea es el arroz a banda, un plato de arroz caldoso con pescado y marisco.

Además, Altea ofrece una gran variedad de actividades de ocio. Estas incluyen desde deportes acuáticos como el windsurf, el kitesurf y el kayak, hasta actividades como el golf, el senderismo o el yoga. También hay una gran cantidad de bares y restaurantes en los que se puede disfrutar de la gastronomía local y de los mejores vinos de la zona.

Conclusiones

Altea es una localidad única en la que se puede disfrutar de la cultura, el arte, la naturaleza y la gastronomía. Sus playas, montañas y monumentos hacen de Altea un destino ideal para unas vacaciones en la Costa Blanca.

Actividades para disfrutar en Altea:

  • Visitar la Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo
  • Disfrutar de la naturaleza en el Parque Natural de la Sierra de Altea
  • Ir de compras en el mercado local
  • Degustar la gastronomía local
  • Hacer deportes acuáticos en la playa de la Olla
  • Practicar deportes como golf, senderismo o yoga